domingo, 4 de marzo de 2012

Palacio de Monterrey




 
El palacio de Monterrey dibujado por Don Miguel de Unamuno, tal como lo veía desde el balcón de su casa. 

 





El tercer conde de Monterrey, don Alonso de Acevedo y Zúñiga mandó construir el Palacio de Monterrey en 1539, según trazas de Rodrigo Gil de Hontañón. El proyecto era un gran rectángulo con un patio interior del que sólo se construyó un lateral. Del edificio destacan las dos torres coronadas por elegantes miradores abiertos rematados por grácil crestería calada de estilo plateresco. Entre las torres llaman la atención las chimeneas animadas por una compleja decoración que recuerdan los castillos franceses del S. XVI. En la actualidad pertenece a la Casa Ducal de Alba.




La Cabalgata de Reyes pasó este año a su lado.




Don Miguel reflexiona ante las piedras de su vecino el palacio, testigo mudo de su ir y venir por la calle Compañía, manos a la espalda, de camino al trabajo en el Rectorado de la Universidad, o de regreso a casa:
Torre de Monterrey, cuadrada torre,
Que miras desfilar hombres y días
Tú me hablas del pasado y del futuro
Renacimiento […]

¡Cuántas veces, mi torre, no te he visto
A la unción de la luna, melancólica
Despertar en mi pecho, los recuerdos
De tras la vida. […]

Renacer me he sentido a tu presencia
Torre de Monterrey, cuando la luna
De tus piedras tus sueños libertaba
Y ellos cedían[…]

Torre de Monterrey, soñada torre,
Que mis ensueños madurar has visto
Tú me hablas del pasado y del futuro
Renacimiento.


Miguel de Unamuno
"Inquietudes y meditaciones", tomo VII.
El grabado en B/N y el dibujo de don Miguel de Unamuno están escaneados del "Libro de oro del arte salmantino"

La de la Cabalgata de Reyes es propia y las otras son de Internet.

8 comentarios:

Myriam dijo...

¡Qué lindo edificio!

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¡Uno de mis edificios favoritos de Salamanca!
Qué bien traído Unamuno.

Asun dijo...

¡Es precioso ese palacio!

Besos

Abejita de la Vega dijo...

Me imagino a Unamuno mirando la torre, en un atardecer dorado.

Besos

Paco Cuesta dijo...

Creo que, al menos por un tiempo,dio su nombre a un estilo.

Aldabra dijo...

No, Pancho, mi madre no sabe usar el ordenador. La cosa es que cuando estuve de baja con la pierna rota me dediqué (entre otras cosas) a copiar el blog en formato word (sin los comentarios, claro) por años. Y después los encuaderné. Y es así como está leyendo ella el blog. Ya leyó el 2011, y ahora está en el 2010. Va de delante hacia atrás.

¡que peligro, ya te digo!

pero sé que le hace mucha ilusión y por eso no me arrepiento.

biquiños,

Aldabra dijo...

¡Cuanto se tiene que querer a una ciudad o un edificio para rendirle homenaje con tan sentidos versos!

biquiños,

p.d.: voy a tener que volver a Salamanca, sólo la visité una vez hace mil años y apenas la recuerdo.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, pancho:

Ese edificio me recuerda la Casa del Cordón de Burgos, vista desde la Plaza de la Libertad.
El poema de D, Miguel de Unamuno, precioso, y el dibujo de "Lo que se ve del balcón..." y la dedicatoria y la firma.

Saludos