domingo, 31 de octubre de 2010

Diego Torres Villarroel (3)

Todos estamos en lista, preparados para embarcar.


Nada mejor que estos días en que los camposantos están concurridos también de vivos, visitados como si los cementerios fueran museos del descanso eterno, para sacar del ostracismo estas sentencias del genio de Torres Villarroel sobre la muerte. Que sirvan de conjuro de esa especie de carnaval de máscaras de origen sajón que tanto se ha asentado entre nosotros a costa de la tradición.

Convento de San Esteban
“No hay cosa que no sea sepultura para el hombre muerto. La tierra le pudre, el agua le deshace, el aire le enjuga, el fuego le seca, los gusanos le comen, los animales le despedazan, las aves le pican y los peces le tragan. Dos cosas no le pueden faltar al hombre: si vive, muerte; si muerte, sepulcro.”

“De nada se burla el tiempo tanto como de la vanidad de los muertos. ¡Qué presto borran los días la soberbia de los difuntos en los epitafios de las piedras!”

“No quiero elogios, porque son anuncio del túmulo, ni que me busquen las honras con los pies en la tumba; más quiero espantajo que pueda yo mirar, que estatua que no pueda ver.”


“Recetas de Torres añadidas a los remedios de cualquier fortuna”, Tomo 3.
Torres Villarroel


Cuando las campanas tocan a muerto, no tocan por otro, tocan por ti: un paso al frente para cubrir las mermas.
Torres de la catedral y de la capilla de la Universidad.

El sol cambia el color de la piedra de Villamayor. Catedral Nueva

Las fotos son propias.

14 comentarios:

BIPOLAR dijo...

"No hay cosa que no sea sepultura para el hombre muerto"

¡es que es tan ridículo todo!

al que se echa de menos se le recuerda en cada instante

Abejita de la Vega dijo...

Bellísimas piedras doradas.
Triste y hermoso el texto, en estas fechas llenas de flores tristes.
Y don Quijote que se nos muere también.
Un abrazo

Asun dijo...

De todas las tres frases, me quedo con la tercera. Qué verdad es que cuando alguien muere todo son buenas palabras sobre esa persona, aunque en vida hayan dicho perrerías de ella.

Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

Leo que nos traes a Torres Villarroel de nuevo ¡le vas a hacer famoso! que por otro lado alguien como él, tan polifacético, tan iconoclasta y tan buen escritor, se lo merece. Las fotos, estupendas. Muchos besotes, M.

Ele Bergón dijo...

¡Que contraste de piedra, cielo y luz! Eso para las fotos y en cuanto a las sentencias de Villarroel, me gustan las tres por la filosofia tan acorde con la vida y la muerte que rezuma.

Un abrazo

Luz

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Torres Villarroel se hizo construir su tumba y el ataúd. Y de vez en cuando iba a probárselo...

Anónimo dijo...

Buenas noches, pancho:
Copio un poema de José Hierro, de su libro 'Alegría' (1947).

EL MUERTO

Aquel que ha sentido una vez en sus manos temblar la alegría
no podrá morir nunca.

Yo lo veo muy claro en mi noche completa.
Me costó muchos siglos de muerte poder comprenderlo,
muchos siglos de olvido y de sombra constante,
muchos siglos de darle mi cuerpo extinguido
a la hierba que encima de mí balancea su fresca verdura.

Ahora el aire, allá arriba, más alto que el suelo que pisan los vivos,
será azul. Temblará estremecido, rompiéndose,
desgarrado su vidrio oloroso por claras campanas,
por el curvo volar de gorriones,
por las flores doradas y blancas de esencias frutales.
(Yo una vez hice un ramo con ellas.
Puede ser que después arrojara las flores al agua,
puede ser que le diera las flores a un niño pequeño,
que llenara de flores alguna cabeza que ya no recuerdo,
que a mi madre llevara las flores:
yo querría poner primavera en sus manos.)

¡Será ya primavera allá arriba!
Pero yo que he sentido una vez en mis manos temblar la alegría,
no podré morir nunca.
Pero yo que he tocado una vez las agudas agujas del pino,
no podré morir nunca.
Morirán los que nunca jamás sorprendieron
aquel vago pasar de la loca alegría.
Pero yo que he tenido su tibia hermosura en mis manos,
no podré morir nunca.

Aunque muera mi cuerpo y no quede memoria de mí.

José Hierro

Saludos. Gelu

P.D.: Preciosa la piedra dorada de tu Ciudad.

Myriam dijo...

Por eso, yo quiero cremación... nada de guzanos.

pancho dijo...

Bipolar: Los que hacen su agosto son los de las flores y marmolistas. Hay sepulturas que son verdaderas obras de arte. Si no fuera por el yuyu qué da ...

Abejita: Ya rematé el resumen para esta noche. Algo largo ha quedado, pero más no he sido capaz de resumir. Son muchas las cosas que sugiere este final del Caballero del Honor.

Ele: Parece que le echa un pulso a la muerte. Como si se enfrentara a ella.

Pedro: Me lo creo todo de este hombre. Temía que las medidas no se ajustaran a su estructura.

Gelu: Qué grande es Pepe Hierro. Gracias por traer este poema tan acorde.

Myr: Que sea respetada tu voluntad.

Un abrazo a todos. Agradecido por vuestra visita y comentario.

Merche Pallarés dijo...

¡PANCHO! te has olvidado de las vascas... Asun y yo... ¿alguna razón en particular? :) Besotes, M.

Myriam dijo...

jajajajajaja MERCHE, que no perdonas ni una..... ¡Dios me libre y guarde de llegar a cometer ni hasta un nimio error contigo!. Besos

(Estoy segura de que Pancho te resarce en persona cuando nos encontremos para el festejo)


SOrry, Pancho, que me meta pero no pude contenerme...

pancho dijo...

Ya decía yo que había terminado pronto con las respuestas. Había dejado a la mitad, a las mejores jugadoras sin cartas. Perdones mil suplico. Creía que estas respuestas ya no las leía nadie, veo que me equivoqué.

Asun: Qué razón tienes. También dicen los escritores que cuando a uno le dan premios es que estamos cerca del gua.

Merche: Solo que le debí más de prisa que lo normal a la rueda del ratón.
Me alegra que te gusten las fotos. Es una pequeñita que suelo llevar en el bolsillo. Nada que ver con los fotones que algunos hacen por ahí. La verdad es que con los blogs se aprende de todo.

Myr: Bueno, la verdad es que si a mí me pasara empezaría a pensar cosas raras. Como ya les he dicho fue un despiste.

Un abrazo y gracias por vuestra visita y comentario. Al fin y al cabo así suben los comentarios, je je.

Asun dijo...

Pues ya ves PANCHO, sí que las respuestas, habemos unas cuantas que las leemos, por lo menos MERCHE, MYRIAM y yo, jejejejeje

MERCHE, lo tuyo sí que es solidaridad, no reivindicas sólo para ti, sino para mi también. Muchas gracias.

PANCHO, yo también me di cuenta de tu despiste, pero como me pilló de capa caída no quise decir nada. Igual aunque no hubiera estado de capa caída tampoco lo habría hecho. Soy menos reivindicativa que MERCHE.

De todas formas, con lo de "las mejores jugadoras" ya está todo arreglado, aunque, si como dice MYRIAM, nos quieres resarcir, ya te dejaremos jejejeje

Besos

BIPOLAR dijo...

¿verdaderas esculturas?
son tétricas ¿no?