domingo, 3 de octubre de 2010

Paisaje hostil


Los fanatismos erizan la piel de las ciudades antes de morir.

10 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Nunca había visto una ventana así, da mucho miedo.

Manolo dijo...

Antes de morir las ciudades. Los fanatismos no mueren porque siempre habrá fanáticos.

Myriam dijo...

Realmente hostil... se me eriza la piel, se me eriza el alma....

Antonio Aguilera dijo...

He dicho ¡JODER!, antes de empezar a escribir. ¡JODER!, difícil lo tienen los cacos para entrar.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

y se llevan a mucha gente por delante...

Asun dijo...

Me he quedado sin palabras. Vaya imagen. Me duele sólo mirarla.

Anónimo dijo...

Buenas noches, pancho:

Pues con no acercarse, suficiente.

Saludos. Gelu

Paco Cuesta dijo...

Muchos de los conventos de clausura de hace unos años tenían una verja como esa en el locutorio donde los familiares visitaban a las internas. ¡Penoso!

Ele Bergón dijo...

Realmente la imagen impresiona. Nunca me han gustado la rejas y mucho menos esta. Sin embargo, el colorido de la piedra con el sol y el marron de la verja, reconozco que me gusta.

Por supuesto de los fanatismos no quiero nada y en esto tambien soy fanatica.

Un abrazo

Luz

BIPOLAR dijo...

Cinturón de castidad a la comunicación.
jo