domingo, 20 de junio de 2010

Doble satisfacción

El grupo en el claustro barroco de la UPSA

A pesar de que nunca me han entusiasmado las celebraciones de graduación de alumnos por ser un remedo de la manera americana del norte de hacer las cosas, esta vez la cosa es distinta porque no todos los días uno de tus hijos termina sus estudios regulares. Los otros, másteres y esos otros alargues de ahora, quedan por ver. Ayer por la tarde, con muda nueva y el entusiasmo de los que a partir de ahora mismo van a trabajar en el paro o a seguir con su formación, asistimos la familia a la ceremonia de graduación de la promoción de Periodismo, 2005 – 10, con imposición de bandas, última lección, sesión de fotos y cena posterior.

La ceremonia fue rápida y la lección del profesor, interesante. Esta generación de jóvenes que ahora terminan sus estudios, nacidos alrededor de 1987, han crecido a la par del periodo posiblemente más próspero de la historia española. Han contado con mejores profesores y más medios que nunca y su aprendizaje ha convivido con el asalto de las nuevas tecnologías en todos los ámbitos del desarrollo personal y social. Pocas dudas hay de que están mejor preparados que nunca. La coincidencia de la crisis secular del sector del periodismo, con la económica generalizada hará que muchos de ellos tengan difícil salida al mundo laboral. La selección será dura, como lo son todas, y la recompensa en forma de salario y tipos de contrato más que dudosa.


Le concedería un gran valor a estos jóvenes que han elegido una profesión como la de periodista a pesar del desprestigio actual con el que carga, siempre juzgados por los silenciosos, muchas veces por mostrarnos a los lectores la cara cenicienta de la vida, persiguiendo la verdad, llenos de dudas, excluyendo las ideologías excesivas que privan de la libertad.

De tarde, el sol dora la piedra
Al periodista, más que nunca, le toca proteger la verdad en este mundo tan inestable. Como decía Cesar Vallejo:

Crece la desdicha, hermanos hombres,

más pronto que la máquina, a diez máquinas, y crece
con la res de Rousseau, con nuestras barbas;
crece el mal por razones que ignoramos
y es una inundación con propios líquidos,
con propio barro y propia nube sólida!

La Clerecía con el Maestro Salinas en primer término.
Otro motivo de satisfacción de ayer fue la permanencia de nuestra Unión en la segunda división que supo a ascenso, lograda “in extremis” por nuestros jugadores en Villarreal. El desenlace puede que tenga algo que ver con el más allá y los milagros. Cuando D’Alesandro tomó el equipo hace diez jornadas, nadie daba un céntimo por la salvación, viendo al equipo tan hundido o, tan por los aires …

El técnico argentino, asentado en Salamanca desde su época de jugador, que lo consiguió. Gracias Mister.


Con estas ayudas exteriores, se juega con ventaja.

Las dos últimas fotos son de la edición de hoy de La Gaceta Regional.

17 comentarios:

Manolo dijo...

Enhorabuena por todo. Felicita a tu hijo, que llegará a ser un buen periodista. Se ha arriengado a ello.
Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Algo parecido hice yo...salvo que la "graduación" fue de secundaria...nueva generación nini... veamos ...saludos y suerte a tu hijo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Dos cosas que celebrar en un mismo día! Felicidades por ambas, querido amigo.

Myriam dijo...

FElicitaciones por la graduacion de tu hijo, bien parecido (fisicamente) a ti es...

Y felicitaciones por lo del equipo.

Besos

Asun dijo...

¡Vaya jornada intensa de alegrías!

Felicidades por partida doble.

Besos

Antonio Aguilera dijo...

Felicidades a toda la familia, Pancho, y a tu hijo recien licenciado en particular.
Si un día paso por Béjar buscaré esas caras por entre la gente.....pa que me inviten a una birra.

Veo tu coment al Quijote en una escapadilla que me di.

Anónimo dijo...

Buenas noches, pancho:

Enhorabuena a toda la familia, que se os nota felices y orgullosos en la fotografía.
Hasta la piedra de la Universidad quiso salir bonita.
Y al nuevo periodista: ¡felicidades, suerte, y a trabajar con ilusión y ganas,... que hay muchísimo que hacer!.

Saludos. Gelu

P.D.: Mañana pasaré por tus entradas de estos días de atrás.

Ele Bergón dijo...

Pancho, muchas felicidades por esas dos satisfaciones que te hacen sentirte muy bien y ademas quieres compartirlo con nosotros. Supongo que la primera tendra mucho mas peso.

Un abrazo

Luz

Ele Bergón dijo...

Perdon, quise decir satisfacciones.

Las tildes ya sabes que no las puedeo poner.
Luz

Kety dijo...

Pancho, comprendo tu orgullo como padre, Felicidades y suerte en su nueva andadura.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Buenos días, pancho:

Quería decirle a Ele Bergón que tuve el mismo problema que ella en mi ordenador, con lo de los acentos. No sé cómo conseguí arreglarlo, al cabo de unos días, pero fue sencillo.
En el blog del Señor de la Vega, vi la importancia que puede tener en Turquía, por ejemplo, el colocarlos bien. Él, enlazaba un artículo de El País, del 22 de abril de 2008.
Yo, suelo ponerlos de más, quizás por mi forma de hablar. Cuando me doy cuenta, me gusta corregirlo. Así, quiero quitar uno que me salió, por inercia, en el comentario que te puse sobre Manuel Mujica, el traductor de Los sonetos de Shakespeare, y gran escritor y periodista. Al mismo tiempo, su entrevista en el inolvidable programa a fondo, de Joaquín Soler Serrano, puede servirle a tu hijo. Gracias a la maravilla de internet, podemos disfrutarlo entero.
-Voy a tu entrada del 13 de junio: que titulabas "Cuando pienso".

Saludos. Gelu

Merche Pallarés dijo...

CONGRATULATIONS!!! por la graduación de tu hijo (espero que tenga suerte) y por tu Salamanca querida/o (la ciudad y el equipo). También por tu bonita familia. Besotes, M.

gabriel dijo...

enhorabuena!!!!! a MARIO y a vosotros por lo que os toca

un abrazo

Paco Cuesta dijo...

Mi enhorabuena a tu hijo y felicidades a la familia (al completo). Estaré atento en adelante para escuchar o leer algo del nuevo periodista.
Un abrazo

pancho dijo...

Manolo: Ya veremos, pero el asunto no está fácil.

Tucci: Las costumbres sajonas que se imponen.

Pedro: Después de la ceremonia no lo pasamos nada bien. Estuvimos descendidos durante bastante tiempo.

Myr: Algo tendrá que ver el padre en los parecidos.Seguro que estará complacido por el piropo.

Asun: Pues gracias dobladas por tus palabras.

Aguilera: Por Salamanca has de pasar para vernos. Por Béjar, de camino desde el Sur, en días de laboro como tú dices.

Gelu: Duro tendrá que hacerlo si quiere trabajar en ello. Periodistas como el que citas ya no hay. Han desaparecido los programas culturales que solía hacer. Leí que, efectivamente, él solía escribir Mujica, tal cual.

Ele: Por lo menos sí lleva más tiempo y esfuerzo conseguir una titulación universitaria. Era importante no bajar de categoría, el club podía desaparecer si lo hacía.

Merche: Gracias por las tres enhorabuenas juntas.

Gabri: Gracias a ti por acordarte y pasarte por aquí.

Paco: Hasta ahora lo único que ha hecho es una temporada de prácticas en un periódico local.

Un abrazo a todos y gracias por las palabras tan amables y felicitaciones. Será conveniente celebrar cosas, ponerlas en el blog y así recibir tantas.

BIPOLAR dijo...

lo del fútbol paso de comentarlo que estáis embebidos de porterías y córners, pero chiquillo, lo de tu hijo es un triunfo. que no todo el mundo puede decir que su hijo ha acabado la carrera.

supongo que de la profesión de periodista actual, donde está todo definido y hay que acatar órdenes, hay que poner en la balanza la integridad moral personal.
Es que no es igual que otras profesiones, donde la ética para embutir salchichón es menos importante.
Bueno tú ya me entiendes.

Enhorabuena y que no se desanime

pancho dijo...

Bipolar: Estoy esperando que Burgos tenga un equipo donde por su entidad se merece. A ver si entre todos le damos a los pucelanos.

Es difícil pedir mucha ética a alguien que necesita el mísero sueldo de no más de seiscientos euros para sobrevivir. Tal y como están las cosas la mayoría optan por plegarse a las exigencias del patrón.