domingo, 29 de abril de 2012

Campo de San Francisco, rincón de remanso






Allí, en aquel bendito Campo de San Francisco, campo franciscano, en aquel rincón de remanso, donde he oído tantas veces el rumor de las aguas eternas, ¡allí sí que estaba el centro del universo! […] Allí, en aquel franciscano Campo de San Francisco de mi Salamanca -¡ay, mi Salamanca, y qué tuyo me has hecho!-, allí no hay […] monumentos ni de bronce ni de mármol. […] ¡Cómo te aprieto contra el corazón en este parquecito parisiense, en esta plaza de los Estados Unidos, franciscano Campo de mi dorada Salamanca! ...

Miguel de Unamuno: "De Fuerteventura a París", tomo 1, pag 568.  


Cuando el agua no llegaba a las casas había que hacer cola en las fuentes. 

Delante de la ya desaparecida y pequeña biblioteca de la Caja de Ahorros estaba el grupo escultórico dedicado al poeta Gabriel y Galán que ahora está en la plaza del mismo nombre.
De 1840 a 1860 hubo una plaza de toros en la parte de abajo del parque. En la foto se puede  observar el solar aún con escombros. 




Aquí vive el contento,
Aquí reina la paz;
aquí asentado
En rico y alto asiento
Está el amor sagrado
De honra y de deleites rodeado.
 Fray Luis


El cuerpo canta;
 la sangre aúlla;
 la tierra charla;
el mar murmulla;
 el cielo calla
 y el hombre escucha.
 Don Miguel de Unamuno


Las fotos B/N están escaneadas de "El libro de oro de Salamanca"



8 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Qué bonito ese Campo de San Francisco! y qué amor le profesaba Unamuno al Campo y a su adorada Salamanca. Lo que debió de sufrir con el destierro... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cómo supo crear Salamanca don Miguel.

Ele Bergón dijo...

Ya sabes que me encantan estas entradas sobre Salamanca, pero esta me ha gustado de una forma especial. Quizá esté en los textos, en en las fotos, o en los poemas, quizá en todo y es muy posible que sea en el cariño que pones al mostrarnos tu Salamanca

Un abrazo

Luz

Asun dijo...

Tiene un aire muy tranquilo ese Campo de San Francisco.hbotice srcoa

Myriam dijo...

Interesantes las fotos. El alcalde te podría nombrar "rey de los guías salamquinos"

Besos

Paco Cuesta dijo...

A foto antigua nombre antiguo: Cicerone perpetuo

Aldabra dijo...

sí que ofrecen paz y calma esas imágenes.

buenos paseos para desonectar del mundanal ruido.

biquiños,

Gelu dijo...

Buenas noches, pancho:

He pasado varias veces a mirar las fotografías. (Creo que lo mejor será que dedique una entrada en mi blog a comentarlas). Y los poemas de Don Miguel de Unamuno...
Pero con el grupo escultórico de José María Gabriel y Galán, cada vez que me he acercado, he pensado en uno de los primeros libros que tuve en propiedad: LAS MIL MEJORES POESÍAS DE LA LENGUA CASTELLANA, edición de bolsillo de 1958, que de tan usado fue preciso encuadernar al poco tiempo. En aquellas épocas infantiles, era uno de los poetas que me gustaba leer.
Seguramente los conocidos poemas, ‘La pedrada’ o ‘Mi vaquerillo’ los descubrí en alguna Enciclopedia, pues en este ejemplar que conservo solo vienen ‘El embargo’ y ‘El ama’.
Te dejo Mi vaquerillo.

Un abrazo

P.D.: ¿Por qué no habrán colocado las estatuas del Ama y la Montaraza mirándose?