viernes, 1 de enero de 2010

Cerrado por derribo
















Desde que la razón me asiste, los saltos de Garmisch y los Valses de Strauss con su rítmica Marcha Radetsky han sido sinónimo de día primero de año, nos han acompañado en el duermevela de la mañana después de la noche anterior. Actividades amables, poco exigentes incluso para los que ya huimos de los días señalados y marcados a toque de corneta como de desparrame consentido.


Pasear la ciudad a media mañana, en día tan señalado y desapacible como hoy, con la lluvia fina y fría desesperezándote, es un ejercicio agradable de descubrimiento de tu hábitat más cercano y sus circunstancias.


Las fotos dan idea del estado de inactividad que se respiraba, paréntesis de letargo antes de pasado mañana.


8 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Recuerdo cómo mis padres salian siempre a dar un largo paseo el día de Año Nuevo mientras sus hijos permanecíamos en el calor de las camas.

Myr dijo...

Como si el mundo se hubiera detenido....

Paco Cuesta dijo...

Es evidente que tu salida, con la que estaba cayendo, distaba mucho de la paz del sillón contemplando el Danubio.
Un abrazo

Cornelivs dijo...

Uf...

Un abrazo.

Antonio Aguilera dijo...

Seguro que primero viste-escuchaste en la TV "los saltos de Garmisch y los Valses de Strauss", antes de acariciar esa fina y gélida lluvia.
Como viste, a mí me dió por rumiar filosofía, tal vez me pasé con el de Rute, o me pasó como a Rocinante: "es que no como".

Esa tienda lo mismo plancha un huevo que fríe una corbata: no vende ,el día de año nuevo, ni pan ni el interviú

pancho dijo...

Pedro: Esas cosas deben pasarse de unas generaciones a otras, me pasa lo mismo.

Myr: Para mucha gente, sobre todo jóvenes, es como si pasaran los días de dos en dos. Amanecen el día segundo del año.

Paco: Te leí que también saliste por la mañana. Hubo tiempo de todo.

Cornelius: Para susto el que me llevé al ver la cuesta que te metiste para abrir boca.

Aguilera: También los periodistas tienen derecho a descansar.
Estaba bastante espeso para intentar filosofía.

Un abrazo a todos y gracias por vuestros comentarios y visita

BIPOLAR dijo...

FELIZ AÑO TRASNOCHADO PANCHO

"No hay prensa ni pan por lo que cerramos" :D :D

ir pa'na' es bobada, la verdad

pancho dijo...

Bipolar: Los periodistas y los panaderos también tienen derecho a la Nochevieja.
El día Año Nuevo la gente come de las sobras de la pantagruélica cena del día anterior.
Feliz año también a ti.