domingo, 28 de junio de 2009

The show must go on

No hay forma de detenerla. Sigue con su trabajo, impertérrita, inexorable, segando la hierba que pisan los vivos. Siempre al acecho, disfrazada, camuflada de formas diferentes, agazapada para dar el zarpazo definitivo, de improviso o avisando elige y sacrifica; intentando saciar la sed del que nunca se sacia.

Ahora eligió a Michael Jackson. Su marcha invade los mismos medios que durante años, machaconamente, han intentado desprestigiarle, dándole más palos que a una estera. Al unísono, sin desafinar, lo entronizan y coronan como Rey del Pop.

Revisando los resúmenes del Adelanto de los Felices años veinte (la felicidad sería por otras tierras, no en España) me encontré con esta noticia del 17 de mayo de 1920. La muerte tiñó de rojo la arena de la plaza de Talavera. Sucedió una conmoción comparable a la desatada con la desaparición del cantante americano. Un año después, en verano, también eligió a la gente de este país para el sacrificio.



5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto: es lo único seguro que tenemos. Y lo que nos da nuestra dimensión exacta.
Me ha gustado que enfocaras la muerte de M.J. desde la perspectiva hipócrita de los medios de comunicación.

Anónimo dijo...

Buenos días, pancho:

Imposible detenerla.
Me ha encantado el tapiz flamenco de "El triunfo de la muerte" o "Los tres destinos".
La página entera, para imprimir.

Saludos. Gelu

Merche Pallarés dijo...

No he ido a los links pero iré. Mira por donde sale la muerte del "Gallo" cuya "Espantá" estaba pintada en los muros del bar del restaurante de la rue de la Tremoille... Lo de Michael Jackson ha sido y sigue siendo un circo mediático y lo que ¡te rondaré morena! Un horror. Besotes, M.

Cornelivs dijo...

La parca, asi es amigo; la separadora de los amigos y destructora de los amores; la que todo lo equilibra y aplana.

La muerte.

A mi tambien me ha gustado esta perspectiva.

Mi querido amigo. Nunca no hemos hablado, asi que sere yo quien rompa el hielo.

Acabo de ver tu comentario en en el blog de nuestro común amigo Pedro Ojeda, en el cual te refieres a la transcripcion mecanografica del Quijote, que hice a mis doce años de edad.

Te agradezco cuan sinceramente puedo tus lindas palabras.

He seguido atentamente tu suerte de escelente scomentarios en La Acequia. Por falta de tiempo o por mil razones, no habia tenido tiempo de visitarte.

Como ves, lo hago ahora.

Te mando un muy cordial y afectuoso saludo y, si no te importa, te agrego a mis blogs favoritos, ok? Me gustaria seguirte mas de cerca.

Reitero mi cordial saludo...!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Desde luego..los medios o te encumbran o te hunden...yo he de confesar que he sido un fanático seguidor del negro que no lo quiso ser...pero que fuera de sus excentricidades era un genio. un abrazo