domingo, 8 de mayo de 2011

Soy ruinas toda.




Antier.
Estas casas un tanto cochambrosas ocupaban el solar del Gran Hotel antes de 1930.


Ayer.
El Gran Hotel, en su sitio desde 1930 hasta 2007.


Hoy.
Se trata de la misma plaza del poeta Iglesias desde otro ángulo.

"[...] Soy ruinas toda, y toda soy destrozos,
escándalo funesto y escarmiento
a los tristes amantes, que sin tiento
levantaron de lágrimas sus gozos,
gozos de inútil viento.
Los que en la primavera de sus días
temieron el desdén de sus amores,
envidien el tesón de mis dolores,
y fuego aprendan de las ansias mías
los finos amadores."

Delirios de la Desconfianza. José Iglesias de las Casas




Las dos imágenes en B/N están escaneadas de la colección de láminas: Salamanca Ayer y Hoy de 1991.


7 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Oye, este poeta Iglesias cada vez me está gustando más... Besotes, M.

Paco Cuesta dijo...

Bien merece un segundo homenaje.

Gelu dijo...

Buenas noches, pancho:

Me gusta que vuelvas a traer al poeta 'Arcadio'.

Mirando las fotografías, se me ocurre que hay muy poca diferencia entre la segunda y la tercera.
Actualmente con la maquinaria existente nadie que no tenga un aprecio especial por algo restaura, es 'más fácil' derribar y hacer completamente nuevo.
Por eso, cuando se ven trabajos tan acertados como los que presentaba Mirada verde (antes y después)-mojado papel- en su blog, de unas casas parecidas a las de la primera imagen, llenan tanto.

Hoy te dejo unos versos, de un poema de Agustín García Calvo:

LA CARA DEL QUE SABE

[....Y si asomas, en fin, al estudio
de altos cristales
donde el cerebro de la empresa
dibuja los planes
de la ruta futura, y corre
recto el lápiz
y a derecho y a regla
los borra los árboles,
guiada verás de la pura ley
la mano del que sabe.

Todos tienen su idea: son ellos
los reyes del aire.
Y si tú ves que, cuando a todos
los cierre en la cárcel
de los versos y que la música
ya se apague,
yo me quedo a las nubes
mirando distante,
recuérdame y dime «La veo ahí
la cara del que sabe».

Agustín García Calvo

Un abrazo.

Aldabra dijo...

da gusto ver que algunas cosas sí permanecen y mejoran.

biquiños,

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El nuevo edificio es estiloso... pero el viejo, qué sabor tenía.

Ele Bergón dijo...

Es muy interesante ver como va pasando el tiempo y eso que a veces parece que no ocurre nada en especial.

Muy bueno el poema

Un abrazo

Luz

pancho dijo...

Ele dejó escrito antes del apagón de Blogger: Es muy interesante ver como va pasando el tiempo y eso que a veces parece que no ocurre nada en especial.

Muy bueno el poema

Un abrazo

Luz