jueves, 17 de septiembre de 2009

Una victoria que no resuelve el conflicto



"...porque pensar que yo he de volver a la mía hasta haber molido a palos a DQ es pensar en lo escusado."


Edición infantil abreviada por Nicolás González Ruiz, de la Editorial Escuela Española (1977)


CAPÍTULO 2. 15

Ya nos indicaba C, al final del pasado capítulo, que la historia hacía un receso, una parada en su avance para contarnos las razones de la presencia del Caballero de la Selva y el subalterno de las narices postizas en aquel lugar y el enfrentamiento con nuestros héroes: "Don Quijote y Sancho volvieron a proseguir su camino de Zaragoza, donde los deja la historia, por dar cuenta de quien era el Caballero de los Espejos y su narigante escudero". El inciso está dedicado a las motivaciones que llevaron a los dos personajes secundarios a intervenir en la historia. Del Caballero de los Espejos nos anticipa que volverá a participar en la misma más adelante. ( “la historia vuelve a hablar del a su tiempo”). La victoria de DQ, de momento, tiene como consecuencia el abandono de Tomé Cecial que vuelve a casa. También la novedad de que Sansón Carrasco no se resigna a la derrota y es la venganza el motor de su continuación como personaje de la trama.


"¡..., donde sucedió todo lo que el prudente ha leído’!: aquí nos aconseja volver sobre el episodio para entrar en la categoría de lectores prudentes que abarcan lo escrito en toda su amplitud. Relectura que no será necesaria en esta Acequia de lectores a la que ya le lloran los ojos de tanto deshojar capas de cebolla que lleguen a las entretelas del texto, siguiendo los sabios consejos del Licenciado Ojeda.


Un ufano DQ al que la victoria parece haberle quitado veinte años de encima y le ha devuelto la esperanza de un reencuentro con Dulcina desencantada abre este capítulo. A continuación , el narrador nos aclara que una vez que el entorno del hidalgo se dio cuenta de que es imposible mantenerlo en casa, una vez que ha sanado de las consecuencias de su segunda salida, Sansón Carrasco, el cura y el barbero decidieron que el Bachiller animara a DQ a una tercera salida. Le saldría al encuentro disfrazado de Caballero Andante, lo derrotaría y así DQ no tendría más remedio que obedecer el mandato de su vencedor, que le ordenaría volver a casa. No contaban conque la treta de Tomé Cecial asustaría a S, que prefiere ver la pelea desde un alcornoque. DQ tiene que echar una mano para alzar la humanidad de S justo en el momento en que el Caballero de los Espejos pica espuelas y tiene que frenar para no contravenir la ley de Caballería, la misma que ahora se muestra reacio a cumplir: sólo piensa en recuperarse del daño físico sufrido y en urdir otra nueva treta que le resarza de la derrota. Herido, como está , en su orgullo, al verse derrotado por un anciano loco a lomos de un rocín flaco. De paso, D. Miguel nos deja otro ejemplo de que la violencia no resuelve los conflictos, sólo los enquista y resurgen reforzados, más adelante.

Ex libris de la colección de Antonio Gómez. Exposición del encuentro de poetas Voces del Extremo


El mismo ex libris en una subasta de todo colección: .Algo sabemos sobre su trayectoria. (Parece que el enlace que tenía preparado ya no está activo. Pongo éste del mismo sitio con todo tipo de memorabilia quijotesca en venta.

De la expresión “entrar en bureo” dice el DRAE: 1. loc. verb. ant. Juntarse para tratar de algo. Actualmente no se utiliza esta expresión pero su significado ha evolucionado en el sentido de juerga o diversión. Ahora “Salir de bureo” es más o menos salir de marcha.

El DRAE dice de bizmar: Aplicar un emplasto para confortar, compuesto de estopa, aguardiente, incienso, mirra y otros ingredientes. En esta zona del oeste de la península se usa la palabra embilmar en el sentido de componer algo roto. Seguramente sea una derivación local de la misma palabra, manteniendo el sentido que tenía en el XVII de componer huesos.

No nos aclara C si Tomé Cecial era padrino de algún hijo de S o un amigote y vecino del pueblo. Las dos acepciones tiene en el DRAE la palabra compadre.


Este comentario pertenece al grupo de lectura del Quijote que coordina y dirige desde La Acequia el profesor D Pedro Ojeda Escudero y ya ha sido publicado en la misma.

11 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Qué simpático que hayas incluido el significado de las palabrejas de Lumbrales! Luego entraré en bureo ya que me voy a Formentera. Espero que no me tengan que embilmar... Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Esta novedad de vincular tu trabajo léxico con el Quijote es de agradecer. Bien analizado el capítulo.

salvadorpliego dijo...

Excelente la lectura que acabo de realizar. Un placer leerte.

Myr dijo...

Cuántos vocablos para aprender. Me has dado tarea!. A los enlaces, volveré con tiempo, ya es tarde.

Abrazos desde Brasil

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Cierto amigo, que canalla el Sansón...cuando no le han salidos las cuentas...se olvida de que su cometido era devolver sano a DQ a su casa..y ahora solo piensa en la venganza...saludos

BIPOLAR dijo...

qué importante es la autoestima, las emociones lo dirigen todo.

este bachiller no sabe perder

Antonio Aguilera dijo...

Ahora le podemos aplicar a Carrasco lo de "la envidia està flaca y amarilla porque muerde pero no come". Aquì màs bien ya se convierte en odio. Creo que se dan la mano estos dos bajos y rastreros sentimientos humanos.

Venganza, es lo que sòlo ya desea el bachiller. ¿Se saldrá con la suya?.

Un post muy trabajado amigo Pancho.

pancho dijo...

Merche: Pero, ¿Ya han puesto los barcos a esas horas?

Pedro: Sólo es aplicar la observación, nada riguroso. Igual estoy metiendo la pata hasta dentro.

Salvador: Un honor que un poeta de tu nivel se acerque por este retablillo chico.

Myr: En absoluto necesarias para expresarse con la corrección que demuestras en tus entradas y comentarios. Suelen ser palabras de uso muy restringido o de carácter arcaizante. ¡Qué maravilla esto de Internet!No se nota que hay un océano entre medias.

Tucci: Se demuestra la astucia del novelista. La venganza era un tema que aún no había tratado en la novela (creo).

Bipolar: Aunque sea de las primeras veces que dejas algo escrito por aquí, soy un fan de tus relatos y comentarios. Tengo tu blog en marcadores desde el primer día.

Aguilera: Para bien trabajados los tuyos. Escribir con ese ingenio humorístico es muy difícil. Para mí imposible. Ya he visto que te pasas por ca'l sabonarolo. Buen sitio.

Un abrazo a todos y gracias por vuestra visita y comentario.

Abejita de la Vega dijo...

De las dos acepciones de compadre, me quedé con la de padrino de algún hijo.El Sanchico ya tiene un padrino.¿O apadrinó a Sanchica?
A mí también me gustan mucho esas palabras: bureo, bizmar, algebrista, compadre.Y las de tus glosarios, también.
Estamos quijotizados, nadie nos desquijotizará, el dequijotizador que nos quijotizó, buen quijotizador es...
Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

Corrijo el trabalenguas:
Estamos quijotizados, nadie nos desquijotizará, el quijotizador que nos quijotizó, buen quijotizador es...
Así, sí.

pancho dijo...

Abejita: Es curioso cómo evolucionan las acepciones de las palabras. Cómo se mantienen los significadpos en unas zonas y en otras desaparecen. Muchos localismos son palabras de largo recorrido en la historia de la lengua.
Es efecto de los encantadores...