domingo, 5 de diciembre de 2010

Don Quijote nos reúne

Don Quijote de la Acequia, como si se tratara del ganador del premio del mismo nombre.

Con ese frío reconocible de los siete bajo cero, que te cala hasta los huesos y que este año nos ha acompañado incomodándonos, como ese visitante que no se le espera hasta más tarde, nos pusimos en marcha para acudir a la cita burgalesa alrededor de una mesa bien provista, organizada por los participantes oriundos de Burgos, como colofón de la lectura del Quijote de la Mancha que nos acompañó durante todos los jueves de casi tres años. Esperé a pie de coche a Manolo y Marina que llegaban de Béjar para, sin dilación, arrancar y llegar a Burgos a la hora prevista. La ciudad nos recibió con hielo en las calles y nieve amontonada en las aceras. El sol de medio día trataba de apoderarse de un ambiente frío, pero cálido por la alegría de poder saludar a los compañeros de tantas semanas de lectura y comentarios que llegan a ser como de la familia, gracias a la proximidad que los avances tecnológicos ofrecen y que hemos sabido utilizar de forma y manera eficiente.

Así dejaron Manolo, Marina y el frío al pobre Cervantes en el parque de la Corredera de Béjar.

Viaje relámpago que nos llevó por la Autovía de Castilla de Oeste a Este en viaje de ida y vuelta, principio y fin en Salamanca, por una Castilla cubierta por la nieve, con la carretera limpia y tráfico intenso de frente, al coincidir con un día de abundante trasiego de gente.

Son sólo algunos de los ingredientes de la olla podrida de Ibeas.

La comida copiosa y conversación afable llenaron las horas que se hicieron breves, fueron vistas y no vistas. Uno se queda con la sensación de que quedaron muchas cosas por tratar. Más días y más veces que proporcionen la oportunidad de una charla espaciada con los amigos se hacen necesarios, de ello nos hicimos promesa en la despedida.

Esta especie de turrón de Israel, de cuyo nombre no consigo acordarme, Myr dirá, completó el menú.

No salimos de Ibeas sin planes para el futuro. Pedro nos propuso continuar con el grupo, comentando lecturas propuestas por él y por votación entre los participantes. De ello dará cuenta pronto en su Acequia.

Antonio Aguilera sacó unos papeles del bolsillo y nos los leyó. Estaban escritos desde Sanlucar por Tucci.


La reinventora de Sanchico y Mari Ángeles, burgalesas ambas.

Merche, Myr, Pedro y otras.

El Quijote mecanografiado por Pablo "Cornelius" y este cómic manga del Quijote, regalo de Firvulag, fueron algunos de los bonus track del encuentro. Me quedo con estas palabras del final del cómic: "La gente se reía de Don Quijote porque era diferente de los demás; Don Quijote se reía de los demás porque eran todos iguales". Carlos Roca.

La foto en B/N está escaneada del diario del sábado La Gaceta.

21 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Estuve todo el día nervioso, como si hubiese estado con vosotros....saludos

Anónimo dijo...

PANCHO-CELESTINO:
Ha sido un placer compartir esta comida sentado a tu lado. Ecxelentes personas, el trío de salmantinos, los "charoos"que tuve el honor de conocer, Marina y Manolo.

Para mí, esta comida ha sido una experoencia única. Nunca estuve, hasta ahora, con tanta gente intersante e inteligente junta.

Mañana volveré, que estoy con un microoordenador prestado y se me juntan las letras (es que debo de pagarlas, para que no se me amontonen: las letras de cambio).

Un abrazo Pancho; extensible al resto de chicos-as que vayan llegando.

TUCCI: me dijeron que no se me trabó mucho la lengua jajaja, estuviste en nuestro corazón

Antonio Aguilera

Myriam dijo...

PANCHO: realmente fué un gusto conocerte en persona y compartir ocn tanta gente querida esta gran experiencia. Muy emotivo el discurso de MANUEL que sentí igual tan presente. El postre se llama HALVA (con la hache aspirada, casi como jota) y está hecho a base de sésamo.

Un abrazo a todos. Todavía estoy en España.

Asun dijo...

PANCHO (lo siento, pero es que no me acabo de acostumbrar a llamarte por tu nombre), el calor de la amistad que nos ha unido pudo con todo el frío, ni siquiera lo sentimos. Fue un encuentro precioso y del que sin duda nos quedará un muy grato recuerdo.

Ver estas imágenes de la olla podrida hace que se me abra el apetito a estas horas.

Besos

Paco Cuesta dijo...

El calor de vuestra compañía suple con creces cualquier trastorno térmico.

m.v turrón dijo...

Cuando dijiste,turrón de Israel,pensé en Halvá.
Pero la foto me hizo dudar.

Me alegro del exito de la reunión

En este caso un abrazo especial para Myriam.
Haciéndolo extensivo tambien al resto de los comensales.

Aldabra dijo...

Ha sido un placer compartir mesa y mantel con vosotros. No he sido de las participantes más fieles pero he cumplido con el objetivo de la lectura. Encantada de haberos conocido.

Me he permitido tomar la foto de la olla podrida de tu blog, ya que no tengo fotos del evento por problemas con mi cámara, espero que me perdones.

Biquiños,

P.d. Y ahora si te apetece, te invito a leer mi entrada sobre el encuentro.

http://congoyyo.blogspot.com/2010/12/en-un-lugar-de-burgos-llamado-ibeas-de.html

BIPOLAR dijo...

Panchito de maíz, yo me quedé con muchas ganas de hablar contigo y sólo pude hacerte cosquillas en la nuca. Creo que nos une el amor por el lenguaje y la próxima vez me debes un poquito de tu tiempo o tendré que robártelo.

El turrón de Myr estaba buenísimo deja un saber curioso en la boca.

El encuentro fue entrañable y habrá que repetir.

Me quedo con esta frase de Carlos Roca. Es estupenda "La gente se reía de Don Quijote porque era diferente de los demás; Don Quijote se reía de los demás porque eran todos iguales"

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué placer volverte a ver, querido Pancho. Y que trajeras en tu coche a Manolo y Marina.
Qué ganas ya de volver a abrazarte.

Cornelivs dijo...

Ratifico todo lo que dices, querido Pancho. Que gusto, que placer vuestra compañia, que honor para mi ha sido conocerte a ti y a todos.

¡un enorme abrazo..!

Merche Pallarés dijo...

Pancho, WHAT CAN I SAY!! Despues de tantos años de amistad blogueril fue un verdadero placer conocerte "in person". También conocer a MANOLO y MARINA, embajadores de Béjar. Y, sí, tanto el turrón de sésamo israelí que trajo nuestra adorable MYRIAM como el condumio, fueron estupendos.
Esa frase final de El Quijote del hijo de FIRVULAG es ge-ni-al. Muchos besotes, M.

pancho dijo...

Gracias a todos los que habéis dejado huella con vuestras palabras en los comentarios. Aldabra: sé bienvenida a este portalillo, te conozco por tus comentarios en otros blogs amigos. Alguna vez he leído alguna entrada de las tuyas, tan elaboradas en tu blog. Miguel Vivanco - Turrón también te conozco por tus apariciones en blogs amigos desde Escocia, creo, bienvenido también al retablillo. Myr: gracias por tu aclaración del Halva, con hache aspirada, como los españoles la pronunciamos, y que tan mal les suena a los británicos.

A todos, gracias por vuestros comentarios y visitas, perdonad que no os cite uno por uno, pero os lo agradezco igualmente.

Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Celestino- pancho, ya sabes que me encanto conocerte en persona especialmente a ti, aunque ya nos conociamos.

Nunca olvidare el encuentro de todos, fue algo magico y muy calido.

Como hice pocas fotos y ademas han salido mal, te he copiado la del comic.

Besos

Luz

pancho dijo...

Ele: Para mí no hay mejor recompensa que algo de lo que subo al blog pueda ser de utilidad a los visitantes. Con esa finalidad lo subo. De otra forma no entendería yo este sistema de internet.
También me gustó chocar los cinco con la inventora de Sanchico.

Un abrazo.

Firvulag dijo...

Celestino, apenas hablamos así que espero tomarme la revancha en el próximo evento que celebremos.

Anoche le enseñé a mi hijo Carlos tu blog y se quedó encantado de que apareciese no solo la portada del comic sino también una frase suya.

Un abrazo.

José Manuel Roca.

pancho dijo...

Jose Manuel: Es verdad, apenas tuvimos tiempo de charlar, que tienes muchas cosas que contarme de tus conocimientos sobre las ilustraciones del Quijote en particular y supongo que en general también. El cómic está fenomenal. Han sabido captar la esencia de la obra.

Un abrazo y gracias por tu comentario y visita.

Anónimo dijo...

Buenas noches, de nuevo pancho:

La comida tras la lectura de El Quijote, es la demostración de las amistades que surgen en la Red cuando se comparten gustos comunes.
La cazuela de barro, con los sacramentos como dice nuestro querido Portillo, está para picar a través de la pantalla, aunque hayamos cenado.
El halvá de Myr, tan alabado por todos que ya me procuré una receta.El comic del hijo de Firvulag, para abrirlo y pasar las páginas.
Todos vosotros en las fotos, estupendos, guapísimos y sonrientes.

Saludos. Gelu

P.D.: El plato grabado encontrado en Briviesca, de la fotografía que aporta Miguel Vivanco, para verlo cuando vaya a Burgos.

Anónimo dijo...

Buenas noches, de nuevo, pancho:

¡¿Será posible?!. Me había dejado a D. Miguel de Cervantes.
Cuando he acabado de ponerte el comentario, le he encontrado aterido de frío, resguardando un poco su brazo izquierdo.
¿Cómo estaría en el Paseo de la Isla de Burgos?, ¿y el árbol de Judea que hay junto a él?.

Saludos. Gelu

pancho dijo...

Gelu: Nunca mejor dicho lo de las afinidades electivas, porque embarcarse en un comentario de casi tres años y que te ocupa bastantes horas libres de la semana da tiempo a aprender de todo unos de otros.

Con muchos, parecía que nos conocíamos de toda la vida.

El periodista de La Gaceta en Béjar es bien cervantino.

A ver cuándo echas a andar tu nueva criatura, que ya estamos esperando los primeros pasos. ¿Viste el enlace que le puse a los primeros pasos de Cipriano Salcedo?

Saludos
Celes.

Abejita de la Vega dijo...

Ay, Pancho, que me entra morriña y sólo hace una semana.
En el comentario que hago esta semana, sobre la secundaria hija del ventero, digo que ahora vamos a comentar a un autor vivito y coleando. No podré tomarme libertades y decir que me perdone don Mig...o don Óscar". Pero podremos comunicarnos con él, un lujo.
Me voy con el hereje, ese padre es un impresentable.

Un abrazo

pancho dijo...

Abejita: Con un autor que está en sus cuarenta que prácticamente está empezando porque es muy jóven, que no porque sea un novato en la publicación.
Un abrazo.