domingo, 14 de marzo de 2010

Monseñor Quijote y Sancho entran en Salamanca




Grabado de H Penn y J. Geofrey.

Si los viajes de Don Quijote le hubieran traído por estas tierras, por este puente tendría que haber pasado el río.

Cruzaron el río Tormes y entraron en la ciudad gris de Salamanca a primeras horas de la tarde. El padre Quijote ignoraba todavía el objeto de su peregrinación, pero le hacía feliz su ignorancia. Era la ciudad universitaria en la que de chico había soñado hacer sus estudios. Allí podía visitar el aula donde el gran San Juan de la Cruz asistió a las clases del teólogo Fray Luis de León y fray Luis bien podía haber conocido a su antepasado si los viajes de Don Quijote le hubieran llevado a Salamanca. […]

- ¿Qué decía, padre?

- Ésta es una ciudad santa, Sancho.

- Aquí se siente a gusto ¿verdad? En la biblioteca están todas las primeras ediciones de todos sus libros de caballería, desmigándose en su vieja piel , de becerro. No creo que haya estudiantes que los saquen para desempolvarlos.

Monseñor Quijote, Seix Barral, Barcelona, 1989. Graham Green



En las estanterías de esta biblioteca se guardan muchas primeras ediciones de las novelas de caballería cuya lectura echó a Don Quijote a los caminos.


Aula de Fray Luis de León


10 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Acabo de escribirte un comentario pero veo que se ha borrado grrrr... Te decía que muy interesante el comentario de Graham Greene; el grabado y las fotos preciosas y muy divertido el último refrán (a ver si ahora tengo mejor suerte...). Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

El aula de Fray Luis me impresionó cuando estuve por allí, en vísperas de la reválida de sexto, que ya llovió y escampó. Aquellos pupitres donde muchos dejaron su nombre y algo más. ¿Alguna chuleta?
¡Lo que hubiera disfrutado don Quijote en esa biblioteca! Hasta aquí no llegaron el ama, la sobrina, el cura y le barbero.Aunque los amadises y los esplandianes se le cayeran a pedazos. ¡Qué goce para un caballero andante!
No conocía el refrán.
Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Estoy de acuerdo con la Abejita... que de bueno nos perdimos, se perdió Cervantes al no pasar D Quijote por sala..porque manco...si que si...saludos

Asun dijo...

¡Qué preciosidad esa biblioteca! La verdad que ahí DQ habría sido feliz.

Muy curioso ese refrán popular. No lo conocía.

Besos

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cómo me gusta este recuerdo tuyo a una obra de G.G. que se ha leído menos de lo que merece.

Myr dijo...

Salamanca es sin duda, una lindísima ciudad. Ya la visitaré.... seguro, antes de estirar la pata, espero.

Ya me lo veo a DQ en "la Noche Oscura" de San Juan de la Cruz, bien recalcitrantemente oscura y él con su reluciente armadura cual farolito de Diógenes... si y ya que estamos, a Sancho en el Barril.

hehehe Besos
Ay...... el profe manda (sugiere, mejor dicho) veo y paradeo, a leer la obra de GG... tomo nota.

Myr dijo...

PD- SI que lo he leido, pero no la obra citada, aclaro....

Cosmo dijo...

Son una maravilla las ilustraciones.
Tengo una foto al lado del puente romano cuando mi hija tenía un año(1980) y aseguraría que pasaba el río,incluso había coches por allí,la buscaré a ver si la memoria me falla.Abrazos

pancho dijo...

Merche: con lo de la moderación de comentarios se complica un poco el asunto. ¿A ti no te visitan los chinos? Que suerte. A mí me tenían aburrido de borrar comentarios en entradas atrasadas.

Abejita: Cuando yo lo vi por primera vez me parecio modesto o humilde, me lo había imaginado con sillones de palacio o algo así. Esos bancos de madera tan estrechos donde no entra ni un cuaderno... claro que quizás no los necesitaban, sólo iban a escuchar, creo haber leído en algún sitio.

Al menos aquí no le hubieran tapiado la habitación de los libros.

Tucci: Más sin blanca no lo iban a haber dejado. Cervantes andaba siempre a la cuarta pregunta. Hay posibilidades de que Cervantes estudiara en esta Universidad.

Asun: La biblioteca antigua es la joya de la USAL, junto a la fachada. Sólo la he visto en fotos. No sé si se puede visitar.

Pedro: Este Monseñor Quijote lo leí en inglés hace ya décadas. Todavía debe estar el libro en algún sitio.

Myr: Uno no se puede ir al más allá sin haber visitado esta ciudad. Yo tengo muchas pendientes para cuando la jubilación, que habrá más tiempo.

Cosmo: Yo sí recuerdo cuando pasaban coches por el puente romano, entonces sólo había dos puentes. Ahora han crecido al ritmo que demanda el tráfico

Un abrazo y gracias por vuestra visita y comentarios

Gelu dijo...

Buenos días, pancho:

He llegado a esta estupenda entrada tuya, leyendo tu comentario en el blog de Abejita.

Me ha extrañado que no lo hubiera leído en su día, he mirado mi agenda y he comprobado que coincidió con mi estancia en Burgos toda la segunda quincena de marzo, y allí no dispuse a diario de ordenador.

Siempre hay tiempo para rectificar, y desempolvar buenas historias. Me gusta mucho Graham Greene, pero no sabía de este libro suyo.

Excelente paseo por Salamanca, con tus fotografías y aportaciones.

Saludos.