domingo, 9 de mayo de 2010

También, ciudad de chalanes y clerigalla



¡Oh negra tú ciudad de chalanes y clerigalla
y blanca sólo en el sueño de Salamanca la blanca
de cuatro carboneritos!,

por más que culpa ni causa
sepan tus piedras y losas, por más que alegues la savia
que debe mi corazón a tus patios, pórticos y aulas,
¡Oh, sobre ti maldición, y mis maldiciones te caigan:

que se desmorone tu piedra y que de cemento te hagan,

que tus álamos veas talar de Tejares a Santamarta,

que te nazcan mancos los hijos y bizcas las hijas te nazcan,

mala sarna te coma, resuenen a plomo tus mil campanas,
tus monedillas de oro en carbón las trueque la banca,
y si clamas al cielo, que el cielo vacío sin fin se te abra!


Agustín García Calvo. (escritor),
Salamanca y la cultura universal, Salamanca, 1992. p 159


De cemento se hicieron las casas que ahora se desmoronan, Agustín.
De los álamos, la grafiosis se los llevó por delante, o ¿fue tu maldición?

Las fotos en B/N son escaneadas de El libro de oro de Salamanca. La primera de la colección de Antonio Arguas Perdiguer y la pequeña es de la Feria de 1925 en el arrabal del puente romano, de la colección de Enrique de Sena.

8 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Parece que a García Calvo no le gustaba mucho Salamanca... ¡Cuánta bilis suelta en este poema! Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Excelente entrada, querido Pancho. Siempre que voy a Salamanca soprendo esa mezcla de ciudad moderna y culta junto a ciudad cerrada. Pero eso quizá da personalidad a esta hermosa ciudad.

Asun dijo...

Pues vaya, sí que le echa un buen mal de ojo. Se desquita a gusto. No parece que le tenga mucha simpatía.

Un abrazo

pancho dijo...

Merche: ¿Qué le gusta a García Calvo? Siempre está despotricando de todo, habría que hacerle un mundo a su medida a ver si así estaba a gusto. Eso no quiere decir que sus teorías no estén bien construidas, que es un genio, pero como muchos de ellos, incómodo.

Pedro: Eso era lo que quería poner de manifiesto. Gracias por tus palabras.

Asun: A pesar de que tuvo bastante relación con la ciudad. Aquí hizo su primera licenciatura. Está claro que lo que intenta es provocar. No es fácil sacar de la modorra a las gentes de esta ciudad conservadora.

Un abrazo y gracias por dejar vuestra huella.

Abejita de la Vega dijo...

¡Qué vuelo de capas clericales! Contrasta con el pobre carro.

He recordado una canción de mi niñez que decía: "cómo quieres que tenga la cara blanca , siendo carbonerita de Salamanca".

Un abrazo

pancho dijo...

Abejita: Es una foto de los años veinte (más o menos), muy conocida en Salamanca. Siempre me han fascinado los dos curas con capas preconciliares. Gran foto, reflejo de muchas cosas.
En el enlace está la canción.

Un abrazo y gracias por tu vista y comentario

Anónimo dijo...

Buenas tardes, pancho:

- Me encantan las fotografías antiguas.
- Descubrí la poesía de Agustín García Calvo en 1983, en un disco de Amancio Prada. Quise buscar más información y me costó encontrarla. Desde entonces, es uno de mis poetas muy favoritos. Me gusta todo lo que escribe, y cuando lo hace en plan cascarrabias, también.
En internet conseguí ponerme un poco al día sobre su obra poética. A su filosofía y demás, ni lo intento. Me parece genial.
- Estupendos los enlaces que has puesto de los Juglares del Duero. Es una lástima que no se escuche más este tipo de música. Con lo agradabilísimo y sencillo que sería aprender poemas de esta forma. Deberían ponerse en las clases en los colegios. Preciosa la voz de Amparo García Otero, y las versiones del poema "Sin Dios, sin vos y sin mí",de Jorge Manrique, y "Río Duero, río Duero" de Gerardo Diego.
No he encontrado la canción que dice Abejita, que veo que ella también recuerda.
Me pasaré ahora por tu entrada reciente.

Saludos. Gelu

pancho dijo...

Gelu: Ya quisiéramos haber tenido las posibilidades que tienen ahora cuando estábamos en edad escolar. Recuerdo que nos hacían aprender poemas de memoria de un día para otro. Ahora se agradece aquel esfuerzo, no se volvieron a olvidar. entre ellos estaba Río Duero, Río Duero de G. Diego.
He vuelto al enlace y al menos está la letra de la coplilla, es muy popular aquí.
Saludos y gracias por tu visita y comentario.