jueves, 13 de mayo de 2010

Sancho ejerce su poder

Dibujo de Gerardo Trives

DON QUIJOTE DE LA MANCHA. CAPÍTULO 2.49
Todo ocurre a media luz, en el claroscuro de una noche ajetreada al aire libre, fuera de la atmósfera viciada de los juzgados baratarios. Se trabaja a destajo en la ínsula. A S le proponen otros tres pleitos para probar su ingenio, que corroboren que lo apuntado antes no fue flor de un día ni casualidad.

Echa a andar la nueva propuesta con S aún enfadado con el labrador de Miguel Turra, padre del hijo endemoniado, que tanto tiempo le había hecho perder con su historia cuando el hambre que arrastraba desde la toma de posesión contribuía al afloramiento de su mal genio, sin que sus palabras elegantes dejen de causar admiración a los que le conocen. En muy pocas palabras traza un programa electoral que hoy día firmaría cualquier partido conservador. Se pone en marcha de ronda nocturna con su secretario vizcaíno, el mayordomo y el maestresala a aplicar su manera de ver la justicia. Nos dejan S y el capítulo con el anuncio de que el gobierno le durará sólo otros dos días, no sin antes echarle un ojo al mancebo como posible yerno; casamentero para su hija Sanchica. Como novedad, Cervantes no nos dice que nos vamos al castillo, sino que nos anuncia que se truncarán “todos sus designios, como se verá adelante.” Antes, disfrutemos de un S que remonta a ojos del lector, más ingenioso y con más recursos que nunca, retornando a sus tópicos.

Se nos recuerda que todo es una burla, los personajes en ella involucrados y los desacarreos que conlleva el ejercicio del poder, con la gente allegada, o no tanto, que no para de interesarse “por lo mío”, sin importarle el día ni la hora de un tiempo que a S le parece ” quedo”, esperando con ansiedad el “salpicón de vaca con cebolla, y unas manos cocidas de ternera” que se embauló y , a la vez, mataron el hambre y el mal humor. Calmados los rugidos interiores, legisla rápido y conciso, blindando de paso su manutención y la de su asno, prometiendo limpiar de vagabundos la ínsula, favorecer a los labradores e hidalgos (barre para casa) y respeto a la religión. Palabras tan bien encajadas causan la admiración en el mayordomo: “Cada día se ven cosas nuevas en el mundo: las burlas se vuelven en veras y los burladores se hallan burlados.”

"[...]contadme qué es la causa desta pendencia, que yo soy el gobernador."
1906NewYork
Ya de ronda, tiene el gobernador la oportunidad de empezar la limpia. Al caer la noche, se topan con dos que pelean porque uno considera que la protección que le ha dado a un jugador ganancioso vale más que los cuatro reales ofrecidos. S sentencia que coja cien reales del ganador y desaparezca de la ínsula los próximos diez años; se desembaraza así de uno que no tiene ni oficio ni beneficio: “Desembolsó el uno, recibió el otro, éste se salió de la ínsula, y aquél se fue a su casa”. S promete prohibir las casas de juego a poco que pueda. El escribano le advierte que donde van los principales tienen bula, podrá cerrar los garitos de poca monta, causantes de los disturbios.

"Ronda nocturna" de Rembrandt

A continuación, ordena soltar a un mancebo que le presentan esposado por correr delante de la justicia, que dice ser tejedor de hierros con licencia y que iba a “tomar el aire”. Cuando afirma que ni todos los poderes del mundo juntos serán suficientes para hacerle dormir en la cárcel ya S ha decidido soltarle por el ingenio y fluidez pícara demostrada en la respuesta, auténtico Lázaro de Tormes en el Quijote. El ingenioso diálogo del pícaro con el S más ágil en la respuesta es un ejemplo de cómo el óxido del tiempo pasa de largo por alguna literatura, preservando en ella la frescura del primer día.

"Sancho quedó pasmado de la hermosura de la moza"
1966 - Madrid


Le presentan a una doncella jovencita, hija del hidalgo rico, Diego de la Llana, que ansiosa de descubrir el mundo más allá de las cuatro paredes de su casa, se disfraza de varón con las ropas y ayuda de su hermano. Organizan una salida nocturna que tiene la mala suerte de topar con la justicia. Con lloros, lamentos y encanto natural enternecen a los componentes de la ronda, que los devuelven a su casa con los consejos del gobernador, que vuelve por donde solía en su percepción machista del rol de la mujer.

"que la doncella honrada, la pierna quebrada, y en casa"
1938-Paris-Secretaire

En el final el narrador nos deja con la incógnita de saber la continuación. Cambia de manera de terminar el capítulo, haciéndonos pasar página si queremos saber la continuación.

Este comentario pertenece al grupo de lectura del Quijote que coordina y dirige desde La Acequia el profesor D Pedro Ojeda Escudero


12 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

¡Cómo le encantaba a Cervan vestir a las doncellas de hombres! Qué morbo tenía...
Muy buenas tus imágenes. La última me ha hecho mucha gracia aunque no le veo a Sancho siendo abanicado por mujeres desnudas sabiendo lo que opinaba de ellas... Besotes, M.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Estoy con Merche...pero sin duda la imagen más simpática son la de las señoritas "sin paños menores".... seguro que no le hubiese hecho feos el amigo Sancho....

Para mi que la evolución de Sancho en pensamiento, obra y palabra le viene de tener la barriga llena....
algo machista veo yo a Cervantes al final de capítulo...un abrazo

Asun dijo...

Sancho vuelve a estar que se sale con sus actuaciones en la ronda por la ínsula.
Con lo del cierre de las casas de juego se vé que siempre ha habido clases, y donde hay dinero se hace la vista gorda ante muchas cosas.

Muy graciosa la última imágen. Más que en la ínsula de Barataria parece que está en alguna isla de la Polinesia.

Besos

PD: Veo que has conseguido abreviar tu resumen sin dejarte nada relevante. A ver si yo voy aprendiendo.

Kitty dijo...

Pancho,¡qué cosas tan interesantes escribes!

Cornelivs dijo...

Asi es, querido Pancho, hemos coincidido en Rembrandt...! Gran pintura.

Sancho esta que se sale, es increible, pienso que hasta los encargados de burlarse de el empiezan a mirarlo con afecto.

Un abrazo.

Paco Cuesta dijo...

Disfrutemos de Sancho. Modelo de gobernante cumplidor,sensato y capaz de aceptar la picaresca bien llevada.
Será lamentable perderle

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

En efecto, querido Pancho: a destajo. Ya podrían trabajar de noche los jueces españoles para ponerse al día...
Excelentemente ilustrada, como siempre.

pancho dijo...

Merche: A una mujer de noche por la calle en el XVII le habrían sacado cantares de no muy bella factura. Sancho soñaba una ínsula en esas condiciones, no con tanto trabajo, que no lo dejan ni respirar.

Tucci: Con la panza llena, a Sancho le sobreviene el relajo. La que no estaría tan de acuerdo sería Teresa. A punto está de coger la diligencia de línea y presentarse en la ínsula para ser testigo de las hazañas del gobernador. Como no se dé prisa no llega a tiempo, que dice Cide que ya sólo le quedan dos días de gobierno.

Asun: A Sancho no me lo dejan descansar ni de noche.
Como soñar es gratis, se va lejos.

Llevo una pelea continua con la cantidad de palabras que este Cervantes nos sugiere. A veces no se puede ser más conciso, pero lo intento.

Kitty: Me alegro que te interese. Éste es un foro libre que nos admite a todos. Vuelve cuando quieras.

Cornelius: Así nos lo cuenta Cervantes. Quizás Rembrandt leyera algo del Quijote para inspirarse.

Paco: Todo eso y más es Sancho. Gran creación y más compleja de lo que parece a simple vista.

Pedro: A algunos no le viene la claridad de los días ni trasnochando en una ronda completa.

Gracias por vuestras palabras tan amables y abrazos para todos vosotros. Sin los comentarios y visitas esto sería como meterlo en un cajón para que nadie lo viera. Peor que eso, no existiría.

Abejita de la Vega dijo...

Yo también relacioné la ronda de Sancho con la de Rembrandt. Aunque no tengan mucho en común, son rondas y nocturnas.

Aquí Sancho está ingenioso, el grave cargo de gobernador le ha adobado el entendimiento.No parece que los políticos de ahora gocen de ese adobo, cómo está el patio.

En medio de su programa de sentido común, mete su cuña: su sustento y el del rucio. Denle de comer y por lo basto, que lo fino no le va.
El tema de la mujer "vestidita de varón", como dice el romance, era muy del gusto de esa época, ahora no encontramos apasionante ese tema.La vida de la mujer ha cambiado tanto...Ya no existen Catalinas de Erauso.

Un abrazo, Pancho. Mi ordenador sufrió un accidente y con este mini mini, voy mucho más lenta, pero voy.
Un abrazo.

Un abrazo

pancho dijo...

Fui a ver quién fue Catalina y veo que fue la "monja alférez". Algo había leído sobre ella, pero ahora más y mejor, gracias por el apunte.

Los políticos no miran más allá de las próximas elecciones.

Estos aparatos se averían de vez en cuando, más a medida que cumplen años, son como las personas y los coches.

Un abrazo y gracias por tu comentario y visita.

Cosmo dijo...

Esas páginas en francés me gustan tanto como tus resúmenes,si alguien no tiene tiempo para leer esta obra puede hacerse una idea muy acertada siguiéndote,a ver si entre unos y otros le ponemos a muchos el gusanillo de leer.
Abrazos

pancho dijo...

Cosmo: En el grupito hay un nivel alto de analistas. Con Pedro y perseverancia en terminar se aprende aunque no quieras.
Gracias por tu visita y comentario.
Un abrazo