jueves, 21 de mayo de 2009

Resumiendo sin resumir




 
Placa de bronce de la primera página del Quijote. Está en el Convento de S. Francisco de Béjar


En la entrada del pasado 27 de abril el patrón de este barco que, inasequible al desaliento y con infalible regularidad atraca en puerto seguro, escribía:”El jueves 21 de mayo haré un primer balance de esta locura colectiva: os pido que esa semana dediquéis vuestros comentarios y entradas a reflexionar conmigo sobre lo que ha supuesto para vosotros participar en esta lectura y aportar sugerencias para la Segunda parte”. Bien, aquí estamos pues con la semana cumplida y dispuestos a discurrir en lo propuesto. Los deseos de este gran capitán son órdenes para la tripulación de esta galera, que se encuentra a mitad de singladura y confía sin reservas en su capacidad de mando para esquivar los procelosos mares y conseguir una apacible arribada. 

Lo primero y más importante es que, gracias a la propuesta de Pedro, yo he conseguido leer de cabo a rabo la primera parte de la obra; cosa que antes nunca había sido capaz de hacer. Tan pronto como leí la propuesta me adherí a ella sin dudar ni un instante. Me dije: "esta es la única oportunidad que vas a tener en tu vida de saldar esa deuda, laguna inconfesable que tienes con la literatura". En un principio pensé en sólo leer los capítulos ayudado por los comentarios desde La Acequia; pero viendo el entusiasmo que ponía la gente y las extraordinarias explicaciones del coordinador, dos veces a la semana, me atreví a ir dando también mis opiniones. Al principio tímidamente, pero a medida que pasaban los capítulos fui cogiendo confianza, como es obvio que le ha pasado a la mayoría de los remeros de esta chalupa a poco que le hayamos seguido la estela.

Personalmente ha supuesto la apertura del cuentoquenoescuento, animado por el Tucci y otros, que me lo repetían una y otra vez en las contestaciones a los comentarios de sus blogs. Yo era reacio porque leía lo que la gente era capaz de escribir y alucinaba con la calidad de sus escritos. Para mí significó una gran sorpresa comprobar la cantidad de gente que escribe a gran nivel en el mundillo bloguero: no tiene nada que envidiar a los columnistas de los diarios; después vas descubriendo que muchos son los mismos. Lo mejor que he observado es que aquí se te acepta sin tener que hacer un examen previo para entrar. Cada uno según sus posibilidades, escribe sobre lo que quiere y oferta su creación, lo que produce un auténtico aluvión de intercambio de originalidad y frescura que nunca antes se había observado en otro soporte y que beneficia a todos por igual. 

 
Ejerce tanta atracción este caballero loco, que desde que comenzamos la lectura, hace que me fije en todo lo relacionado con Cervantes y DQ, algo que antes me pasaba desapercibido.
 
Por supuesto, uno de los elementos que más recompensa aporta es el conocimiento virtual ( por ahora) de los otros comentaristas, es curioso cómo se llega a pensar en ellos como si fueran de la familia o amigos de toda vida, simplemente por intercambiar opiniones sobre algo de lo que has leído. En primer lugar citaría a Merche Pallarés que desde Ibiza es la gran animadora de la troupe, siempre con la palabra amable y los besotes sonoros. Luego a Manuel de la Rosa el Tuccitano que desde las playas de Sanlucar (¡Quién las pillara!) ha sabido involucrar a sus hijos en la locura (anda que no tiene eso mérito). Los clijotes quedarán para la historia. La Abejita de la Vega con sus colaboradoras, desde Burgos nos hace trabajar a destajo con no sé cuántas entradas a la semana. Encomiable lo suyo. Javier G Riobó, bejarano que vive en Pucela. Creatividad y originalidad. Un Doré del XXI. Lo de esta ciudad en cuesta con los blogs, merece un estudio aparte. Aguilera, un prieguense que junto a Ojito Saltón nos alegra el día con sus hilarantes comentarios. El Zorro de la Vega, cada vez que aparece por sorpresa nos regala su prosa florida. Jan Puerta, nueva aportación que maneja la pluma tanto como la cámara. Todos los anteriormente citados son con los que he tenido más relación; sin embargo, tanta importancia o más tienen todos los que vierten sus comentarios en La Acequia como: Bipolar, hay que estar atento a leer sus certeros comentarios semanas después, pero llegan, Hernando, Marga, Reykiviai o algo así, impersonem, Nome Andrés, Dianna la de terra… Sé que hay más, pero al citar de memoria no puedo acordarme de todos, espero que no se me ofenda nadie. Y por último, por ello más importante, el alma máter y coordinador de este invento: P O E (Cómo me suena a pow – prisoner of war) que si tuviéramos que pagarle todo el trabajo que tan generosa y pacientemente emplea en explicarnos los secretos narrativos de la Obra, saldría de pobre definitivamente. Como aquí en este trabajo sólo se trabaja, tendrá que seguir dando clases hasta la jubilación.
Bueno, después digo que me cuesta mucho escribir, sólo me queda animar a los que lleguen aquí leyendo, para que echen mano del primer Quijote que encuentren y se pongan a leer por la segunda parte.

 

Este comentario pertenece al grupo de lectura del Quijote que coordina y dirige desde La Acequia el profesor D Pedro Ojeda Escudero y ya ha sido publicado en la misma.



9 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Acabo de venir de la feria...porque estamos en eso...y me acordé del órdago de la recapitulación... desde luego no dejas titere con cabeza...de un plumazo has hecho un resumen genial... me das más mérito del que tengo..pero me alegro de que abrieras este tu blog...porque la ocasión la merecía y tus brillantes comentariios eran dignos de que los disfrutara mucha más gente...un abrazo amigo...mañana me iré a Huelva pasó alli este fin de semana...buscaré a Cervantes...un abrazo

Jan Puerta dijo...

Apreciado Pancho…
Tal como le cuento a Pedro, me siento como el nuevo grumete del viejo velero buscando con afán esa segunda parte. No pensaba yo que me engancharía tanto el tema del Quijote. Ahora lo primero que hago cuando paso por un pueblo es preguntar si hay alguna calle dedicada a el, o alguno de sus personajes y si no fuera así, al mismísimo Cervantes.
Así descubrí la imagen del último quijote. Aunque, tendría que hablar con el escultor para saber su fuente de inspiración.
Es un verdadero placer compartir la lectura con todos vosotros.
Gracias por la cortesía amigo.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

¡GRACIAS MI PANCHO GUAPETÓN! Sí que es un placer seguir a nuestro Quijo y los comentarios de todos los compañeros de viaje, especialmente los tuyos, mi querido, que son geniales. Sí nuestro POE (a mi me recuerda mas a Edgar Allan) está haciendo un trabajo impagable que nunca le estaremos suficientemente agradecidos. Muchos besotes quijotescos, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Qué maravilla de entrada, con tanta gente entrañable! Cuánto ha merecido la pena La Acequia para conocerte. Gracias por sumarte a la iniciativa.

pancho dijo...

tucci: Gracias por tus palabras y cuidado con las gambas de Huerva.Qué suerte tenéis por ahí abajo: en poco tiempo os mudáis de un buen sitio a otro mejor.
Jan: Grumete que aúna la experiencia con el entusiasmo del recién llegado.
Merche: Los tuyos tampoco son mancos, ahora que te has sumado a los que no somos capaces de resumir. Cuando P O E se pone interior, supera lo terrorífico de Poe.
Pedro: El mérito es tuyo, tú eres el que pone el esfuerzo y el norte: los demás lo seguimos.
Gracias por vuestras amables palabras, visitas y comentarios a este portalillo. Un abrazo a todos.

Antonio Aguilera dijo...

Amigo Pancho:

Ha sido un placer contar con tu compañìa en el medio año largo que llevo de haberos conocido.

Creo que fue por el veinte y algo cuando descubrì La acequia fortuitamente, buscando en el Google datos sobre don Quijote....encontrè un tesoro: La Acequia y los jugosos quijotinos que por allì pululàbais.

Es un honor, como dices en tu texto de hoy, poder provocar la risa de algùn lector.
Serà que algùn dìa, porque suelo escribir al alba por no interferir en mi trabajo ni familia, me levanto graciosillo. No es la opiniòn de la mayorìa de los que me rodean.....un tìo de negocios tiene que ser serio jajaja.

Un puntazo, y una sana adicciòn que reconforta el espìritu, esta aventura y locura quijotesca.

Revulsivamente (que no es ná malo) suyo Sr Pancho.

Abejita de la Vega dijo...

La abejita revolotea feliz al leer tus palabras.Creo que Sor Austringiliana anda por algún canalículo cercano. María Ángeles Merino mueve los hilos de estas dos, desde el frío Burgos que invita a quedarse en casa dándole a la tecla.
Desde Velilla de San Antonio me manda sus entradas Sanchico. Ele Bergón,luz del Olmo, mueve sus hilos.
Muy de tarde en tarde, recibo entradas desde Carabaña de la mosca cojonera y la arañita campeña.Mueven los hilos Julio Plaza (el de Ciencias) y Esther Moreno.
¡Cuánto bicho como diría Antonio!
Sigamos con nuestra locura cervantina y quijotesca,Pancho.Sigamos aprendiendo unos de otros y pasándolo bien.
Un abrazo

Myr dijo...

Lindísima entrada, muy emotiva. Y gracias por tus palabras en las que aludes al uso que hice de las tuyas y de las de Cervantes..... en realidad fue más robo que inspiración.

Tal vez porque me identifico tanto contigo, como con Cervantes y al tiempo que disfruto de la guia de nuestro capitán, así como de la lectura y de los compañeros de aventura.

Un abrazo

pancho dijo...

Aguilera: El placer es mío de que tanto Ojito como tú os unierais a la lectura. Ya no sabríamos que hacer sin la ración semanal de carcajadas con vuestros gráficos y ocurrencias. ¡Ojo!, que lo que hacéis es más difícil que un simple comentario.

Abejita: Cada vez van apareciendo más animalitos por el blog colectivo. Buena aclaración. Yo me llamo Celestino Miguel del Corral
. Como empecé en esto de los blogs con el apodo de Pancho, ahora me da penilla abandonarlo.

Myr: Te conozco por tus comentarios en La Acequia. Eso no fue robo, lo mejoraste con creces.

Un abrazo a los tres y gracias por vuestras visitas y comentarios.