jueves, 28 de mayo de 2009

Historia de una placa

Homenaje tercer centenario

En 1916 Europa era un campo de batalla, se desangraba en una guerra que había comenzado dos años antes y a la que todavía le quedaban tres más de sinrazón. Precisamente en este año comienza la Batalla de Verdún, uno de los episodios más épicos de la Gran Guerra. España, a pesar de su neutralidad formal, vivía la guerra y sus consecuencias dividiendo la población en germanófilos y aliadófilos. En Salamanca se le hacía un humilde homenaje a Cervantes en el trescientos aniversario de su muerte. En aquel momento su población apenas alcanzaba los 30. 000 habitantes y hacía dos años que D. Miguel de Unamuno había sido forzado a abandonar el Rectorado de la Universidad. En el Adelanto del 8 de mayo se describen los actos que se habían celebrado el día antes.

Los actos del homenaje tuvieron una triple vertiente: en la Catedral vieja se celebró un funeral solemne. A continuación se descubrió la placa que todavía se conserva adosada a la fachada del edificio antiguo de La Universidad (en la fotografía) – en la pared orientada a la Plaza de Anaya - y por último, una velada en el teatro Bretón, de triste actualidad estos días.

De resaltar son las palabras del gobernador en su discurso: “ La mala ventura de Cervantes en vida, ha perseguido también a su memoria al celebrarse el tercer centenario de su muerte. Así, la catástrofe apocalíptica que tiene consternado al mundo, obligó al Gobierno de su Majestad a suspender los actos nacionales, y para este festejo local que en familia celebramos , el sol espléndido y ardoroso de mayo también nos niega la luz y el calor de sus rayos…” con lo que nos podemos hacer a la idea de que no fue posible celebrar el homenaje el 23 de Abril, el gobierno no intervino para nada y el día siete de mayo de 1916 estuvo nublado, si mal no interpreto.

El Adelanto: 8 mayo 1916

A pesar de tener una calle con su nombre en el barrio antiguo (en pleno barrio chino) y ser creencia popular que allí vivió el escritor, lo más probable es que Cervantes sólo estuviera en Salamanca de paso. Sin embargo, demuestra conocer sus costumbres y querer a la Universidad (la cita en algunas de sus obras) a pesar de ser natural de Alcalá, que era la otra Universidad de referencia en la época. Aquí sitúa la acción del Licenciado Vidriera. Así nos la describe en la Tía Fingida: “Advierte, hija mía, que estás en Salamanca, que es llamada en todo el mundo madre de todas las ciencias […] y que de ordinario estudian en ella y habitan diez mil o doce mil estudiantes […] gente moza, antojadiza, arrojada, libre, liberal, aficionada, gastadora, discreta, diabólica y de humor…”

En contraste a lo anterior estaría el texto de la placa: “Salamanca, que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que de la apacibilidad de su vivienda han gustado” donde se hace referencia al sosiego y a la paz necesarios para el estudio y la investigación. Algo de ello le pasó a otro D Miguel – Unamuno – cuando afirma: “He vuelto a este mi retiro activo, a esta mi fecunda y agitada soledad de Salamanca con mayor apego a ella que el que antes tuviera. Y he comprendido que, si alguna acción espiritual ejerzo en ésta mi patria, se la debo al confinamiento corporal en esta vieja ciudad académica.”

Este comentario pertenece al grupo de lectura del Quijote que coordina y dirige desde La Acequia el profesor D Pedro Ojeda Escudero y ya ha sido publicado en la misma.

10 comentarios:

Jan Puerta dijo...

Excelente entrada amigo. Desconocía la ubicación de la placa que mencionas. Curiosamente he fotografiado la catedral sin ser consciente en ese momento –hace casi veinte años- que los detalles… y la calma son necesarios para todo. Incluso para leer un post como este.
Un abrazo

Merche Pallarés dijo...

No he estado en Salamanca pero lo primero que haré cuando vaya es ir a ver la placa y...la famosa rana. Muy buena entrada y lástima que en el tercer centenario, debido a la primera guerra mundial, no se pudo celebrarlo a nivel nacional. Besotes, M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Cuánto nos sirve la entrada para documentar el tercer centenario! Cervantes, ya como mito, tal como refleja la placa.
Saludos y preparados para comenzar la segunda parte.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Buenisima tu entrada de investigación, una más para nuestra colección...un saludo amigo

pancho dijo...

Jan: Hay que estar muy quijotizado para reparar en la modesta placa, sobre todo teniendo en cuenta el entorno de la Plaza de Anaya.

Merche: Creo que Cervantes ya fue bien servido de homenajes en el cuarto centenario de la publicación del Quijote, 2.005. El cuarto centenario de su muerte queda cerca, para entonces las cosas esperemos que sean distintas.
Seguro que la descubres al primer vistazo.

Pedro: Con pocos personajes de nuestra historia habrá habido tanta unanimidad. Algo que no se le reconoció en vida.

Tucci: Fue un poco de suerte que descubriera ese periódico del 1916, después me acordé de que tenía una foto de la placa. Lo demás sólo mirar unos cuantos datos por ahí.

Gracias por vuestras palabras y aceptación de la aportación, dan ánimos para seguir, sobre todo viniendo de vosotros. Un abrazo a todos

Antonio Aguilera dijo...

Esperemos que cuando llegue el 2016, no se encuentre el mundo como 100 años antes. La cosa no pinta muy bien.
Yo, como dice Merche, me falta ver la placa y la rana. Ah¨, y el iberico de Guijuelo queda muy lejos?. El Tucci prometió cigalas, ahora nos falta el jamoncillo. jajaja.

Saludos

pancho dijo...

Aguilera: Si llegara a ocurrir algo parecido ni tu ni yo quedaríamos para contarlo. Se luchaba mejor de antes; a ondazos y espadazos.

Todos los días laborables nos da el olorcillo a jamón cuando pasamos camino Béjar, pero sólo eso.

Myr dijo...

Muy interesante tu entrada!

Un abrazo

Juan Luis G. dijo...

Hola Pancho.

Siempre nos queda el consuelo que el mejor homenaje que podemos hacer a D. Miguel es leer su obra como lo estamos haciendo en La Acequia.

Un saludo.

pancho dijo...

Myr: Me alegro que te parezca interesante. Leí tu magnífico trabajo sobre el erotismo y amor en los primeros capítulos del Quijote. Volveré a leerlo con más calma.

Juan Luis: Más que leer, algunos la estamos estudiando.

Gracias a los dos por vuestra visita y comentario.