domingo, 14 de febrero de 2010

Los Mundos de Gonzalo Torrente Ballester








Los mundos de Gonzalo Torrente Ballester es una exposición que nace con vocación itinerante, que inicia su andadura en Salamanca e irá mutando a lo largo de su gira, como una manera de conmemorar el centenario del nacimiento del escritor y “el acercamiento a su persona, a sus escritos, a su pensamiento”. 

 


La exposición se presenta en dos partes bien diferenciadas. En la sala junto al Cielo de Salamanca se nos enseña una selección de fotos provenientes de su afición a la fotografía: “la realidad siempre presente, abierta a la imaginación, al fondo lúdico. Viaje en el que las imágenes se convierten en palabras, frases y textos”. 
En el espacio de enfrente, al otro lado del patio renacentista, la muestra pretende ser ( y a fe que lo consigue) un completo recorrido literario por sus principales novelas, diferenciadas en distintos paneles y expositores, entre los cuales están los apartados dedicados al teatro, la crítica, el cine y el periodismo, que a todo se dedicó Don Gonzalo con entusiasmo. Además, el recorrido se completa con dos cabinas en las que se puede ver un documental sobre su obra y grabaciones sonoras originales. Para Don Gonzalo el magnetófono era un instrumento esencial en su proceso de creación; frecuentemente grababa su voz con las historias antes de mecanografiarlas y corregirlas a mano, de lo cual hay abundantes ejemplos en la exposición. Tampoco podía faltar una somera y austera selección de objetos personales.
 

Dos sentimientos invaden al visitante al términar el recorrido de la muestra: se trata de una exposición que rezuma literatura por todos los poros. Abruma la producción literaria de GTB, reflejo de sus sesenta años de profesión. Escritor de una dimensión difícilmente abarcable que asumió y desprendió coherencia a lo largo de una vida dedicada, casi en exclusiva, a la Literatura y que nunca dio gato por liebre. Desde el punto de vista formal, la muestra destaca por la austeridad de la propuesta y buen gusto en la selección de sus objetos personales, entre los que llaman la atención los relacionados con su periodo salmantino de profesor. Entre las curiosidades destacaría una carta que dirige a su paisano Manuel Fraga, en 1968 ministro de Franco, intercediendo por unos problemas que tiene con la censura en su obra Off-side. En la misma incluso lega a  sugerirle los cambios que pueden evitar la censura.

Que no se me olvide reseñar que hay un expositor reservado a su ascendiente cervantino donde la estrella es su ensayo de 1975 “El Quijote como juego”. En el panel con letras de grueso calibre: “El Quijote es la historia de un juego que se escribe jugando”. Tendremos que interesarnos por él.

En fin, se trata de una exposición que se recorre con placer, que te deja con la satisfacción del tiempo bien empleado y ganas de meterte en casa a enfrascarte en su lectura y fugarte con Torrente ( Don Gonzalo, por supuesto) a alguno de sus mundos, que es lo máximo a lo que puede aspirar algo de estas características.


La foto en B/N y la última están escaneadas del librito de la exposición. La otra de Don Gonzalo es medio robada de la exposición (los españoles que no respetamos las normas)




 

13 comentarios:

Antonio Aguilera dijo...

Pancho, contigo ahi (sigo sin tildes) no nos perdemos una exposicion ni nada que sea relevante.
60 años estuvo escribiendo el mister?, y seguro que madrugaba para sacarle mas rendimiento al dia.
Le sacaba rendimiento a los medios tecnicos a su alcance: grababa partes de sus escritos. El documento sonoro es un privilegio poder escucharlo.
Le pegaba a la fotografia... Tengo que darme un cursillo rapido yo de esto. Porque l@s cole@s blogueros que conozco casi todos sois buenos aficionados.
Un blog necesita fotos.

Paso al Quijote

BIPOLAR dijo...

Un magnetófono. Escribir una novela tiene que requerir de un esquema, un plano... Algo para no perderse. ¡Qué difícil!

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Recomendable e imprescindible. Espero verla en unos días. Y Gonzalo, una buena relectura.

Myr dijo...

Gracias PANCHO Y que pena que me la pierda, pero por más que trato, no pueod estar como DIOS en todas partes... Gracias entonces por traerla aqui.

Ele Bergón dijo...

Hola Pancho

Parece muy interesante la exposcion que comentas de Torrente Ballester. Es una buena ocasion para leer y releer al maestro.

(Como Antonio Aguilera sigo sin tildes.Maldito virus)

Un abrazo.

Luz

pancho dijo...

Aguilera: Las fotos ponen guapos los blogs. A algunos no les hace falta porque su calidad literaria es suficiente para hecerlos atractivos. Los demás tenenos tenemos que recurrir a trucos para disimular las deficiencias. Con Ojito tenías buen aliado.

Bipolar: Bueno, no sé si realmente grababa sus novelas como un primer paso de su creación, pero sí que tiene grabaciones de treinta años que su hijo Álvaro está digitalizando en este momento. Las que yo escuché en la exposición eran reflexiones sobre el estructuralismo. Hacía una reflexión sobre la frase "El Quijote es el Quijote" decía que el sujeto en este caso no puede ser nunca igual que el predicado. La frase no puede significar lo mismo para alguien que lo ha leído que para el que no. El caso es que se entendía lo que quería decir.

Pedro: Tengo el Don Juan encima de la mesa. A ver si consigo hacer tiempo para leerlo. El prólogo anima a ello.

Myr: No es poco que cada cual consiga ocupar su espacio y tenerlo atendido...

Ele: La prosa de calidad también tiene mucha poesía. Don Gonzalo desborda talento en sus escritos.

Se aprecian vuestros comentarios en su justa medida. Un abrazo a todos

Anónimo dijo...

Buenas tardes, pancho:

Como nos tienes acostumbrados, una vez más nos has ofrecido una entrada de lujo.
El traernos el enlace del Cielo de Salamanca, -que vi por primera vez en la carátula de un CD de Amancio Prada, Huellas de Salamanca 2005- que me había pasado desapercibido en el año 2002, en el que fue elegido como logo de Ciudad Europea de la Cultura.
Ya me has tentado con unas cuantas de las portadas que nos presentas de los libros de D. Gonzalo Torrente Ballester, y leeré alguno de los contenidos que guardan en su interior, para celebrar el centenario de su nacimiento.
Estupendas todas las fotografías, de él y del Patio de Escuelas Menores.

Saludos. Gelu

pancho dijo...

Gelu: La última vez que lo había visto fue durante una exposición de Erasmo de Rotterdam, hace ya unos años. Ahora lo tienen preparado como una sala independiente, apto para visitas. El otro día estaba abierto y lo pude ver. Su sitio original debió de ser la biblioteca antigua.

Un escritor importante y recomendable, de los que hacen pensar con su propuesta.

Gracias por tu visita y comentario.

Cosmo dijo...

Yo tuve como profesor de Literatura a Juan Ruíz Peña y mi hermana a Don Gonzalo Torrente Ballester y es de las poquitas veces en mi vida que he sentido auténtica envidia,aunque no sé si daba clases por gusto o por necesidad,tengo bastantes obras de él y hace tiempo que no le leo,abres mi apetito por las cosas de mi tierra,en los últimos años me he sentido muy alejada de ella,culturamente me emociona pero la mentalidad...¡uf! no entraré en detalles,hay demasiadas cosas que me duelen de mi tierra natal.
He puesto para tí en la cabecera de mi blog una foto del traje charro de mi pueblo y un enlace para llegar a él,yo he de moverme en el anonimato porque tengo por ahí un par de familiares que utilizan mi blog para fines poco nobles.Abrazos

Merche Pallarés dijo...

¡Qué exposición más interesante! y muy bien relatada por ti. Parece que he estado allí. Besotes, M.

pancho dijo...

Cosmo: Muy pocos en España han podido vivir de la literatura, ni Cervantes siquiera. Es para sentir envidia. También tengo varios libros suyos, a ver si compramos el tiempo para leerle.

He ido a tu blog y he visto un montón de fotos del pueblo, cuando estaban más habitados. Las de Tailandia también muy buenas. Gracias por el traje.

pancho dijo...

Merche: ¿Por dónde te has colado? Me alegro que te guste, hacemos lo poco que sabemos.

Campurriana Campu dijo...

Yo la disfruté muchísimo. Y más de una vez...