domingo, 7 de febrero de 2010

Reflejo

En 1913 aún no había puente. El reflejo exento de la ciudad , sin estorbos.


El río Tormes viene de la Sierra de Gredos, y ha pasado de Ávila a nuestra provincia cruzando la comarca de Béjar. Luego, cuando salga de Salamanca, se dirigirá a Ledesma, serpenteando, entre márgenes pedregosos en busca del Duero, al que afluye por la ribera izquierda de Villarino de los Aires, pueblo fronterizo con Portugal. De este pueblo, Villarino, era el famoso burro que acarreaba la vinagre, inmortalizado en una copla popular que se acompaña con tamboril. Pero antes, el río Tormes ha protagonizado la escena más importante de su trayecto, reflejar en sus aguas la ciudad de Salamanca, altiva y majestuosa, como siempre la veo en mi recuerdo. Hay dos puentes para cruzar hacia ella: el puente nuevo, que se construyó a principios de siglo, cuando se intensificó el tránsito rodado, y un poco más allá el puente Romano, que data del siglo I, unido a alguna de las desgracias que sufrió el Lazarillo de Tormes.


Rutas de Salamanca en mi recuerdo. Carmen Martín Gaite



Piedra dorada que se mira y espeja en el río, poso del cielo que abreva y se hunde en las aguas del Tormes.





La foto en B/N es escaneada de El Siglo de Salamanca. Editado por Tribuna de Salamanca.

Las otras dos son cogidas de Internet. De aquí.

17 comentarios:

Manolo dijo...

Buena imagen de Salamanca, la primera, sin el estorbo para la vista del puente.
También excelente la imagen literaria de que lo mejor del río es servir de espejo a la ciudad.
Buen trabajo, Celes.
Un abrazo

pancho dijo...

Manolo: Me alegra que te guste. He leído en el savonarola que te capaste ayer, ya me contarás. Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

no se si será un estorbo...pero a dorna...un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

no sabemos ni colocar un puente: para eso, el romano

BIPOLAR dijo...

¡Qué opiniones más dispares por un puente!

A mí me encanta. El puente hace señorial a la ciudad, que de otra forma parece la estampa de un pueblo (dicho con cariño y sin ser peyorativo)

Maravillosas imágenes (más bellas si cabe por las luces del puente jeje)y perfecta descripción del río Tormes.

Estoy por emigrar allí.

Asun dijo...

A mi también me gusta con el puente. De todas formas Salamanca siempre preciosa. Sólo una vez he estado y me encantó.

Un abrazo

Fernando Manero dijo...

Salamanca siempre sobrevivirá a las barbaridades que se comentan en su entorno inconfundible. Los lanzarotes de turno no conseguirán arrumbar la belleza de una ciudad que se identifica con su río, aunque el rio no está a veces a la altura de lo que la ciudad le ofrece.

Merche Pallarés dijo...

¡Tengo que visitar Salamanca! Sin falta. Besotes, M.

Myr dijo...

Ya Salamanca a través tuyo, late en mi corazón y no bien pueda la visitaré.

Bellos reflejos, si, pero te diré que a mi los puentes que se tienden y unen, me gustan.

Besos

Myr dijo...

PD: NO puedo creer la hora en la que MERCHE envió su comentario.... si que es madrugadora nuestra querida amiga!!! woooowwwww!!!!!

Ele Bergón dijo...

Hola Pancho

Me gustan los reflejos, con puente y sin puente. "Piedra dorada que se mira y espeja en el r´´io. ¡Qu´´e belleza, las fotos, los textos.

Un abrazo

Luz

Cornelivs dijo...

Bellas fotos, Pancho.

Saludos.

Antonio Aguilera dijo...

Ele tiene las tildes averiadas como yo jajaja.

Bellas estampas. El rio es el alma de algunas ciudades.
El Tormes, desde luego, con la leyenda del Lazarillo tiene su m,agia añadida.

Luego te veo mas abajo, que voy como los locooosssss

salvadorpliego dijo...

Preciosas las dos imágenes de abajo. Gracias por compartirlas.

Un placer leerte.

pancho dijo...

Permitidme una respuesta colectiva. Salamanca no ha sido una ciudad que haya vivido de cara al río. Sí parece claro que los primeros asentamientos en el teso de San Vicente lo hicieron por su proximidad, pero después ha sido utilizado como vertedero hasta hace bien poco. Las inundaciones de los barrios de la margen izquierda fueron frecuentes hasta los años cincuenta, cuando el caudal se reguló con las presas río arriba. Últimamente los entornos se han humanizado para que uno se pueda acercar al agua sin sentir el rechazo de la suciedad.

Si decidís daros una vuelta por aquí, dad un toque para saberlo y podremos enseñaros el sitio.

Un abrazo y gracias por vuestra visita y comentario.

Myr dijo...

Te tomo la palabra... Panchito, hehehehe y mira que soy de arma tomar!

pancho dijo...

Myr: Creo que sí seré capaz de ennseñar el sitio donde vivo. Si sólo es un arma...