miércoles, 12 de agosto de 2009

El dedo de Gasol


Que no son superhombres ya lo sabíamos; a pesar de pertenecer a la estirpe de los dioses en la tierra, también sufren contratiempos. Como a muchos humanos de los normales se le rompe el dedo de vez en cuando, provocando una auténtica tragedia nacional, cuando se le rompe a Gasol, claro.

Les entra gripe en verano, aunque no sea de la "a".

Las rodillas le duelen como a los que ya vamos entrados en años, qué consuelo.

Sufren contracturas cuando más se espera de ellos y se resienten de antiguos y casi olvidados dolores de cuello, que siempren están al acecho para asaltarte y dejarte robótico de movimientos.

Lo que realmente llama la atención es la coincidencia de todos ellos en el mismo tiempo y espacio.

3 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

¡Y, además, cuando sean mayores estarán llenos de achaques por tanto esfuerzo físico!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

el victimismo??...el verano??? es que tiene baja la autoestima... yo casi tengo esas penurias...y mira...de pintura en mi casa....hay que ahorrar..saludos

Merche Pallarés dijo...

Y algunos se mueren... Pobrecito ese joven futbolista que se ha muerto de un infarto. Besotes, M.